Si dirige una empresa autorizada para ofrecer servicios financieros que cumple los requisitos de asesoramiento y control de fondos de clientes y quiere diversificar su oferta de productos y servicios, podrá utilizar la misma tecnología que todos los clientes de GFC pero con su propia marca.

GFC puede adaptar sus plataformas, sus precios y sus productos para que usted pueda ofrecer a sus clientes una solución personalizada, pero con la garantía y el soporte técnico que solo un socio de categoría puede facilitar. No solo podrá cambiar la marca en la plataforma, sino también en todos los contratos y formularios para sus clientes.

Los clientes de su cartera podrán negociar en diversas plataformas de prestigio y disfrutar de todas las ventajas de este servicio en un breve periodo de tiempo y con una inversión inicial mínima.

Además, también se beneficiará de servicios administrativos y de control de riesgo y contará con un equipo de atención al cliente que le ayudará a poner en marcha y hacer crecer su negocio.

No dude en ponerse en contacto con nosotros para obtener más información o conocer en detalle todos los productos y servicios que ofrecemos a nuestros socios de marcas blancas.